Sevilla daltónica

Erase una Sevilla
con curiosa dolencia y manía.
En una y otra orilla
del río que la cruza se sufría
tan grave daltonismo,
que hacía el pueblo burla de sí mismo.

Acudía Sevilla,
sin complejo, a comprar una chaqueta.
Sentábase en la silla,
Sevilla,tan flamenca, tan poeta,
y decía sin miedo:
“¿Esa es roja? Si es roja, me la quedo”.

Y así nuestra Sevilla,
por su defecto y altivez burlada,
rondaba por la villa
con su vieja chaqueta, mal cortada.
Y verde en vez de roja
era la prenda, y gris la paradoja.

Y es ella que se presta,
sin importarle apenas el engaño.
Con su chaqueta puesta,
no le importa si es lino, tela o paño,
o incluso si va coja,
que va feliz si cree que ésta es roja.

 

Felipe Santa-CruzMartínez-Alcalá.

Acerca de Felipe Santa-Cruz

Joven aficionado a la literatura y al cine, escribo poesía, novela, relato corto y artículos de opinión. Creo que eso es todo... No, no, también he publicado el poemario "La daga en la pluma" y el libro de relatos "Rutinas". Ahora sí; ya está todo. Ver todas las entradas de Felipe Santa-Cruz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: